Eutrofización
Un río, un lago o un embalse sufren eutrofización cuando sus aguas se enriquecen en nutrientes. Esto parecería bueno, porque así podrían vivir más fácil los seres vivos; pero no es así porque con el exceso de nutrientes crecen en abundancia las plantas y otros organismos. Más tarde, cuando mueren, se pudren y llenan el agua de malos olores y le dan un aspecto nauseabundo, disminuyendo el oxígeno del agua e impidiendo el desarrollo de nueva vida.
El resultado finales un ecosistema casi destruido

 

Cuando el agua se considera contaminada?
Cuando su composición o estado no reúne las condiciones necesarias para los usos a los que se hubiera destinado en su estado natural.

 

La contaminación de ríos y arroyos por contaminantes químicos se ha convertido en uno de los problemas ambientales más graves del siglo XX.
Un tipo de contaminación puede proceder de fuentes identificables, como fábricas, refinerías o desagües; otra puede ser aquella cuyo origen no puede identificarse con precisión, como las torrenteras de la agricultura o la minería o las filtraciones de fosas sépticas o depuradoras.

 

 

 

 

AGUAS LOTICAS




Los aspectos hidrológicos de una determinada zona suelen clasificarse según la energía cinética de las aguas. Las aguas corrientes (más o menos rápidas, pero en continuo movimiento) se denominan aguas lóticas y son las que discurren por los cauces de ríos, arroyos o torrentes.

Los ríos son componentes esenciales del paisaje continental. Su trabajo erosivo moldea el relieve, forma valles, corta cañones y deposita materiales en sus tramos bajos originando amplias llanuras aluviales. Para la vida en el medio terrestre son esenciales.

Composición


Materia viva

Los ríos llevan agua y nutrientes a plantas y animales y transportan a los organismos y a sus estructuras reproductoras.

Materia Inerte

El agua, es un compuesto simple, y no una mezcla. Por consiguiente químicamente se concibe el "agua pura" como una sustancia que consta de moléculas de un solo tipo, esto es, H2O.

Sin embargo, el agua que se encuentra en la naturaleza contiene pequeñas cantidades de sales minerales disueltas, y estas sustancias contribuyen a menudo a darle gusto. Así, se habla, por ejemplo, de "agua pura de manantial", en el sentido de una mezcla natural de agua y una pequeña cantidad de material mineral inofensiva y a la vez gustosa.

La contaminación del agua es la adición a la misma de materia extraña indeseable que deteriora su calidad.

La materia extraña contaminante puede ser materia inerte, como la de los compuestos de plomo o mercurio, o materia viva, como la de los microorganismos.

Contaminantes de los ríos

Los principales contaminantes del agua:
Aguas residuales y otros residuos que demandan oxígeno (en su mayor parte materia orgánica, cuya descomposición produce la desoxigenación del agua).

Agentes infecciosos

Nutrientes vegetales que pueden estimular el crecimiento de las plantas acuáticas. Éstas, a su vez, interfieren con los usos a los que se destina el agua y, al descomponerse, agotan el oxígeno disuelto y producen olores desagradable (eutrofización)

Productos químicos, incluyendo los pesticidas, diversos productos industriales, las sustancias tensioactivas contenidas en los detergentes, y los productos de la descomposición de otros compuestos orgánicos.

Minerales inorgánicos y compuestos químicos.

Sedimentos formados por partículas del suelo y minerales arrastrados por las tormentas o torrenteras desde las tierras de cultivo, los suelos sin protección, las explotaciones mineras, las carreteras y los derribos urbanos.

Sustancias radiactivas procedentes de los residuos producidos por la minería y el refinado del uranio y el torio, las centrales nucleares y el uso industrial, médico y científico de materiales radiactivos.

El aumento de la la temperatura del agua también puede ser considerado un contaminante cuando el vertido del agua empleada para la refrigeración de las fábricas y las centrales energéticas hace subir la temperatura del agua de la que se abastecen.


RIVED PERU 2002