El agua es el componente principal de los seres vivos ya que constituye el 65 del peso corporal. El cuerpo humano también está formado, en su mayor parte alrededor de un 65 y un 70 por ciento en los adultos-, por agua.

 

 

 

 

 

 

 

 

Después del oxígeno, el agua es el factor más importante para la vida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una persona de 80 kg, requiere 2,4 litros (kg) de agua.
Perder 20% del agua corporal = Muerte
El agua representa el 75% del peso corporal.
15 % fluye entre las células (líquido intersticial)
5 % está en la sangre.
Una persona puede usar hasta 50 galones de agua bañándose.
50 % se halla dentro de las células.
Perder 10% del agua corporal = Situación de riesgo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Sabes cual es la diferencia entre una solución y una disolución?
disolución: Cuando preparas tu limonada
solución: cuando tu limonada (mezcla) ya está lista para tomarla

 


AGUA EN LAVIDA

El agua es el componente principal de los seres vivos ya que constituye el 65 del peso corporal. El cuerpo humano también está formado, en su mayor parte alrededor de un 65 y un 70 por ciento en los adultos-, por agua.

De esta agua, más de la mitad se encuentra en el interior de las células: es la que llamamos agua intracelular. El resto, el agua extracelular, es la que circula por la sangre y baña los tejidos. El contenido más bajo en agua corresponde al tejido adiposo, las grasas, con sólo un 10 por ciento. El resto de tejidos del cuerpo contienen una media de un 73 por ciento. Los dos líquidos de nuestro cuerpo que más agua contienen son el plasma, la parte líquida de la sangre, y la orina, el principal líquido de desecho.

1 Es vehículo de transporte y disolvente de gran cantidad de sustancias, tanto las nutritivas como las de los productos de desecho.
2 En ella se producen la mayoría de las reacciones del metabolismo.
3 Es la reguladora de la temperatura corporal.
4 Da flexibilidad y elasticidad a los tejidos (tendones, ligamentos, cartílagos, etc), actuando como lubricante y amortiguador, especialmente en las articulaciones.

Las exigencias de agua se satisfacen tomando alimentos y bebidas. Perdemos alrededor de 2,5 litros diarios agua, en condiciones normales, a través de la orina, las heces, el sudor, y los pulmones.

El agua es el componente principal de los seres vivos ya que constituye el 65 del peso corporal. El cuerpo humano también está formado, en su mayor parte por alrededor de un 65 y un 70 por ciento en los adultos, por agua.

De esta agua, más de la mitad se encuentra en el interior de las células: es la que llamamos agua intracelular.

El resto, el agua extracelular, es la que circula por la sangre y baña los tejidos.
El contenido más bajo en agua corresponde al tejido adiposo, las grasas, con sólo un 10 por ciento. El resto de tejidos del cuerpo contienen una media de un 73 por ciento. Los dos líquidos de nuestro cuerpo que más agua contienen son el plasma, la parte líquida de la sangre, y la orina, el principal líquido de desecho.

AGUA EN FLORA Y FAUNA




La capacidad del agua para actuar como disolvente universal es la responsable de dos importantes funciones del agua en los seres vivos:
- Es el medio donde se producen las reacciones del metabolismo celular
- Constituye la base de los dos sistemas de transporte de nutrientes y de productos de desecho más extendidos entre los seres vivos:
la sangre en animales y la savia en las plantas superiores.



DESHIDRATACIÓN


La deshidratación puede tener efectos funestos para el rendimiento deportivo y para la salud general, ya que perder agua origina una concentración anormal de líquidos corporales.

Al espesarse la sangre, disminuye el transporte de O2 hacia la musculatura, lo que provoca una disminución del rendimiento y un aumento de los calambres musculares. Además, aumentan los niveles de amoníaco en cerebro, lo que hace disminuir la concentración y la coordinación. Los tejidos corporales como tendones y ligamentos pierden elasticidad y son más propensos a sufrir lesiones. Asimismo, aumenta el ácido láctico y como consecuencia, el cansancio llega antes.

Podemos vivir unos meses sin alimento pero únicamente unos días sin agua. Los expertos consideran que sólo el oxígeno supera al agua como elemento vital.

Se presentan dos imágenes de una piscina a diferentes horas del día: mañana y noche con una persona bañándose; para visualizar la retención del calor del agua.
INSERTAR : Guía de sobre temperatura
INSERTAR : Termómetro casero

Otra propiedad muy importante del agua es su alto calor específico. Lo cual significa que se necesita una gran cantidad de energía para calentarla (cerca de diez veces más que la misma masa del hierro), y así mismo debe perder una gran cantidad de energía para enfriarse.

En consecuencia, los inmensos cuerpos de agua en la tierra ayudan a mantener la temperatura del planeta bastante estable. Así mismo, las masas de tierra se calientan y enfrían más rápido y este fenómeno combinado con la estabilidad de las masas de agua es algo muy bueno. Esto significa que las diferentes partes de la atmósfera son calentadas diferente, lo que genera los vientos. Esto es esencial para mantener el aire fresco.

Cuando los líquidos se evaporan, extraen calor de sus alrededores lo que significa que tenemos una manera muy útil de mantenernos fríos: sudando. Una parte esencial de este fenómeno es el alto calor latente de vaporización del agua; en otras palabras; ocupa mucho más energía evaporar agua que muchos otros líquidos; de tal manera que necesitamos perspirar (sudar) poca agua para mantenernos fríos; si sudamos a través de cualquier otro líquido la cantidad necesaria sería enorme.

AGUA DISOLVENTE

El agua es la cosa más cercana que tenemos como el " solvente universal". Muchos minerales y vitaminas pueden ser transportados a lo largo del cuerpo luego de ser disueltos. El potasio y el sodio disueltos son esenciales para los
impulsos nerviosos.

El agua también disuelve gases, como el oxígeno del aire, permitiendo a los animales que viven en el agua usar el oxígeno.

El agua; mayor componente de la sangre; también disuelve el dióxido de carbono, un producto de desecho generado por la producción de energía en las células, el cual es transportado hacia los pulmones, en donde puede ser expirado.

Sin embargo, un verdadero solvente universal no se puede usar, ¡porque no habría recipiente que pudiese guardarlo! Pero el agua es rechazada por compuestos grasos, por lo que nuestras células tienen membranas hechas de esos compuestos. Muchas de nuestras proteínas tienen regiones parcialmente grasosas, y ellas tienen la tendencia de sobreponerse unas con otras, lo cual repele el agua circundante.

Este fenómeno es responsable de las muchas y muy variadas formas de las proteínas. Estas diferentes formas son esenciales para llevar adelante funciones vitales para la vida.

RIVED PERU 2002